¿Tus clientes internos trabajan contigo viviendo tu marca empleadora?

Cada vez más las compañías caen en cuenta que la atracción de talento les puede dar la ventaja que necesitan en este mundo competitivo. La investigación muestra que crear un ambiente que apoya, motiva e inspira a las personas es casi tan importante como la compensación

Y es por esto, que las empresas invierten en un concepto llamado marca empleadora. Para efectos y propósitos de este artículo la explicaremos de esta forma:

"La forma en que las organizaciones se diferencian en el mercado laboral, es lo que les permite reclutar, retener e involucrar a las personas". Una marca de empleador fuerte ayuda a las empresas a competir por el talento y establecer credibilidad ante los aspirantes. Se debe conectar con los valores de una organización y debe ejecutarse constantemente a través de su enfoque de gestión de personas"

Si bien es cierto que contar con una marca comercial fuerte puede facilitar la creación de una marca empleadora robusta, esto no es un prerrequisito indispensable. De hecho, al igual que la marca comercial, la marca empleadora lleva tiempo. No es destinar un montón de dinero a campañas de redes sociales ni a exhibir frases como "Nuestra gente es el activo más importante"

El tener una marca empleadora robusta es resultado de un proceso y de la materialización de la visión del comité directivo que debe ser vivido todo el tiempo por las personas en la empresa. Esto es un punto importantísimo ya que muchas de las organizaciones le asigna el trabajo a recursos humanos, sin embargo, ellos son solamente la punta de lanza de esta iniciativa, el resto de la organización son los que van a hacer realidad el concepto de marca empleadora

La marca empleadora no solo es valiosa para captar talento, sino también para retenerlo. El proceso de adquisición es un factor crítico, es la primera piedra para generar una impresión positiva en la gente. Personalmente conozco muchas organizaciones en donde recursos humanos hace un trabajo increíble para generar esto, sin embargo, todos los esfuerzos se van a la basura cuando sus usuarios no cuidan detalles insignificantes que hace que los candidatos pierdan interés en el proceso. 

Algunos ejemplos de estos descuidos son:

  • Hacer esperar a los candidatos.
  • No preparar una entrevista. 
  • No vender adecuadamente la posición. 
  • No tener un criterio consistente a la hora de validar la entrevista
  • Hacer un proceso extremadamente largo. 

Si bien estos errores son solo el principio, el crear una marca empleadora robusta contempla trabajar con los talentos de la gente

¿Tú sabes identificar y explotar el talento de la gente de tal forma que todos ganen?