¿El estrés de tu trabajo causa depresión o ansiedad? [Descubre cuál es la relación]

Hoy celebramos el día mundial de la Salud Mental, y por eso decidimos hacer esta entrada. El estrés, el trabajo y la salud mental se encuentran relacionados. Aquí te explicaremos cómo, para que así puedas encontrar la pregunta que hicimos al inicio.

Estres trabajo-min.png

Muchas personas conocen o habrán escuchado la definición de salud de la OMS (Organización Mundial de la Salud):

Salud OMS

“Es el estado de completo bienestar físico, psicológico y social y no solo la ausencia de enfermedad”.

Sin embargo son muy pocas las personas que conocen la definición de salud mental. Es más, muchas personas ni siquiera consideran la “salud mental” como un aspecto importante de sus vidas. 

Les comparto la definición de salud mental:

“La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”.

Ahora, la pregunta:

¿Por qué hablar de salud mental en un blog de una empresa de consultoría de Recursos Humanos?

El año pasado, el tema de este día fue “La salud mental en el trabajo” y aunque en definitiva no pasó por alto, si creo que no se le dió suficiente énfasis.

Durante la vida adulta pasamos gran parte de nuestro tiempo en el trabajo. Nuestra vivencia en el trabajo es uno de los factores que determinan nuestro bienestar general.  

Más de 300 millones de personas en el mundo sufren depresión, un trastorno que es la principal causa de discapacidad, y más de 260 millones tienen trastornos de ansiedad. De hecho, muchas personas padecen ambas afecciones.

Considerando que aproximadamente un 60% de la población mundial realiza algún tipo de trabajo, y alrededor de un 60% del tiempo que están despiertos, están en el lugar de trabajo, la relación bienestar - trabajo es innegable. 

Algunos datos para entender mejor el impacto de esta relación:

  • Los trastornos mentales representan 15.4% de la carga de la enfermedad sobre las economías en función del tiempo productivo perdido

  • Según la OMS, sólo los trastornos por depresión y por ansiedad (sin contar otros trastornos mentales, como las adicciones) cuestan anualmente a la economía mundial US$ 1 billón en pérdida de productividad.

  • El tiempo productivo perdido se puede calcular con base en dos factores: Presentismo y Absentismo Laboral

Presentismo laboral: Un concepto relativamente nuevo que se refiere a cuando un enfermo va a trabajar, pero su desempeño es inferior al promedio debido a la enfermedad.

P. ej. en el caso de la depresión una persona puede presentar pobre concentración, falta de motivación, atención dispersa, disminución de la interacción con otras personas, etc. que interfiere directamente en el correcto desempeño de su trabajo. 

Absentismo laboral: Suma de las horas de la ausencia del trabajo.

P. ej. En el caso de la depresión, las probabilidades de que falte al trabajo son varias veces mayor que las del resto de la fuerza del trabajo.  Adicionalmente las probabilidades de jubilación prematura debido a mala salud son mayores. 

Un estudio realizado en Londres estima que los costos del presentismo laboral, son aproximadamente 1.8 veces mayores que los costos debido al absentismo.

Concluyen que los costos totales de las enfermedades mentales más comunes, debido al absentismo, presentismo y la alta rotación del personal pueden ascender hasta £26 billones (645 mil millones de pesos aproximadamente.)

Bien, ya he abordado la relación que hay entre enfermedad mental y el impacto que tiene en el trabajo. Pero, ¿qué pasa con la relación en la otra dirección?

Salud física y mental-2-min.png

¿Cuál es el impacto del trabajo en la salud mental?

En 2014, un estudio canadiense identificó varias características laborales como predictoras de mala salud mental:

  • Desequilibrio esfuerzo-recompensa

  • Baja libertad de decisión

  • Inseguridad laboral 

  • Altas demandas psicológicas

  • Poco apoyo social

  • Tensión en el empleo 

  • Poco control laboral. 

Predictores de mala salud mental

Predictores de mala salud mental

Más importante, este estudio encontró que la tensión en el empleo es un factor que se asocia fuertemente a la depresión; mientras que la sensación de poco control laboral se asoció con trastornos de ansiedad. 

Es muy importante denotar que el acoso y las experiencias degradantes contribuyen al alto riesgo de suicidio que pueden presentar ciertas ocupaciones estresantes, entre ellas los médicos y otros profesionales de salud. 

Las empresas que ponen en práctica iniciativas para promover la salud mental en el entorno laboral y prestan apoyo a los empleados que padecen trastornos mentales comprueban que no solo se obtiene una mejora de la salud del personal, sino que también se produce un aumento de la productividad.

Una de las piedras angulares a estas intervenciones es la apertura que muestran los empleadores al respecto del tema de la salud mental-emocional. 

Una de las razones por las que las personas que padecen algún trastorno mental dudan en pedir ayuda y ser tratadas es por miedo a revelar la enfermedad a otros.

Uno de los motivos de esto es por el temor a ser estigmatizado, por las actitudes negativas que otros pueden llegar a mostrar:

  • Miedo a que la persona vaya a ser violenta

  • Asumir que la persona mostrará un comportamiento impredecible o indeseable

  • Que la persona es menos confiable, y representará más trabajo para los compañeros. 

  • Ser objeto de chismes

  • Perder credibilidad frente a otros

  • Franco rechazo.

Otro estudio canadiense demostró que los factores que podrían ayudar a que una persona revelara su enfermedad y por lo mismo buscara ayuda prontamente son los:

  • compañeros de trabajo 

  • supervisores y

  • gerentes que sean capaces de crear ambientes de apoyo seguros y que  se encuentren sensibilizados ante la patología mental.

Salud Mental OMS

Me gustaría terminar esta entrada invitándolos a que reflexionen sobre su propia relación salud mental-trabajo a través de estas tres sencillas preguntas. Y si son jefes, gerentes o directores; que se hagan las mismas preguntas sobre la organización en la que laboran.

  1. ¿Mi situación de trabajo actual es peligrosamente estresante? ¿Por qué?

  2. ¿Mi situación laboral contribuye a un trastorno mental? ¿Cómo?

  3. Modificar mi lugar de trabajo, ¿podría mejorar mi estado emocional? ¿Cómo?



////////Code from share this //////////////////////////////////////////////////////////////// ///////////////Code from share this Bajo de la página follow us//////////////////////