¿Dónde está la ventaja competitiva de tu empresa en un mundo en el que todas las soluciones parecen iguales?

En este artículo vamos a platicar en donde se encuentra tu ventaja estratégica como organización cuando comercializas tus productos o servicios. Comúnmente tendemos a pensar en los atributos y/o en las diferencias que nuestros productos o servicios tienen en el mercado.

Hoy por hoy las organizaciones destinan mucho tiempo ayudando, entrenando y re-entrenando a su fuerza de ventas. Las empresas por lo general, ponen mucho énfasis  sobre las diferencias que existen en sus productos, si esto fuera suficiente para poder cerrar ventas y llegar a su cuota muchas empresas no tendrían presión por llegar a los números.

Sin embargo, nada está más lejos de la realidad, vivimos en un ambiente en el que el producto ya no es suficiente y seguramente esto ocurre en tu compañía también

Como te darás cuenta, tu producto o servicio tiene cuando menos un competidor que hace lo mismo que tú o cuando menos muy parecido con una tecnología similar sino es que igual.

Tu prospecto de cliente sabe esto y muchas veces tiende a catalogar tu solución como una más que hace lo mismo. Cuando pasa esto  ¿cuál es nuestra diferencia?

¿Qué es lo que hace que un cliente se incline por nuestra oferta comercial y decida hacer negocios con nosotros?

¿Qué podemos hacer para crear esa ventaja competitiva?

Pues bien, la diferencia principal está dada por el INTANGIBLE.

Es decir todas aquellas cosas que no podemos cuantificar y  sin embargo, tienen un impacto ya sea en el resultado o en la experiencia por parte del cliente.

Es ahí donde radica la principal diferencia de tu organización y de la persona que atiende al cliente.

Y ¿por qué digo esto?

Porque hoy por hoy en una era en la que todos los productos y/o servicios parecen iguales el intangible juega un rol importantísimo.

Piensa por un momento cuando te has ido de vacaciones, en como las pequeñas cosas, muchas veces insignificantes y que son difíciles de medir hace que tengas una experiencia fantástica o por el contrario deplorable.

¿Cuántas veces no te has inclinado por un producto o por un servicio porque la persona que te atendió se identificó de alguna forma contigo?

El intangible cuenta y cuenta mucho. Está presente en todas nuestras interacciones con otras personas. Hoy en día pienso que es un recurso que las organizaciones no han explotado de una forma que puedan proteger sus precios y también cuidar a sus clientes.

El intangible cuenta y cuenta todo el tiempo.  Aprovecha ese intangible para reforzar tu variable competitiva a los ojos del cliente. En artículos subsecuentes voy a explicarte algunos ejemplos sobre como mediante cosas intangibles puedes crear una diferencia favorable para tus clientes.

 

////////Code from share this //////////////////////////////////////////////////////////////// ///////////////Code from share this Bajo de la página follow us//////////////////////