En este artículo te mencionaremos los 3 puntos claves que tienes que valorar antes de renunciar, así que sin más dilación comencemos.

A muchos nos ha pasado tener ganas de renunciar en algún momento de nuestra carrera, o hemos platicado con compañeros que quieren renunciar, o nos ha tocado vivir la renuncia de colaboradores.

Dedicándome a lo que me dedico, constantemente me toca vivir la renuncia de mis candidatos a su empleo actual para unirse a un nuevo reto y me topo con una constante:

¿Cómo doy aviso en mi empresa que renuncio?

Después de haber platicado con varios candidatos en esta situación he querido hacer este artículo.

Originalmente quería platicar de recomendaciones rápidas a considerar para la renuncia a una empresa, sin embargo cuando lo escribí me adentré un poco más en varios puntos que vale la pena mencionar, es por ello que este será el primero de tres artículos enfocados a este tema.

Renuncia

Lo primero que quisiera resaltar es que, cuando tenemos ese sentimiento constante de querer salir de la empresa, es importante que nos enfoquemos en hacer un plan y no hacer las cosas sin pensar.

Una mala renuncia puede tirar abajo el tiempo que llevamos laborando en la empresa, los resultados que hayamos tenido o incluso el futuro de nuestra carrera. Es por ello que debemos de hacerlo de manera inteligente.

Es muy común, y más en nuestra cultura, que la apertura para tocar este tema de renuncia se convierta en un momento intenso que nos genera: miedo, incertidumbre, pena, etc…

Cuando me refiero a nuestra cultura, me refiero en específico a la cultura del “Miedo a decir No”.

Estamos muy acostumbrados a darle la vuelta a estas situaciones para evitar la palabra “No” y eso nos lleva a sentir que cada vez que rechazamos algo en un entorno que conocemos busquemos dar largas y tratar de endulzar las palabras.

AnyConv.com Loquequeremosdecir min

En mi experiencia como colaborador que ha renunciado unas cuantas veces, como headhunter que vivo la renuncia de mis candidatos y como líder que ha recibido renuncias de su gente les recomiendo lo siguiente en el momento de renunciar.

Antes de renunciar, evalúa bien el motivo por el cual estás tomando la decisión

  • ¿Tienes una propuesta más en puerta?
  • ¿Estás desgastado o desgastada del ambiente laboral?
  • ¿La actividad que estás llevando a cabo o el reto actual no te es atractivo?
  • ¿Tienes una mala relación tu jefe?
  • Y muchos otros motivos.

Este punto es muy importante porque el motivo por el cual estás renunciando va a ser crucial en tu siguiente oportunidad. ¿De qué manera? Es muy importante que tengas claros tus motivos para evitar caer en la misma situación en el siguiente reto.

En el caso de tener una propuesta mejor, es muy importante que valores el paquete completo que te están ofreciendo en el nuevo reto (Compensación, Cultura, Reto, Actividad, Ubicación, líder, etc).

Si el motivo es, el desgaste, la mala relación con compañeros o la falta de retos, asegúrate primero de platicar la situación con la empresa.

Tal vez se pueden hacer cambios para mejorar tu situación y no tendrás la necesidad de irte. Tal vez las cosas no cambien y sigas con deseos de irte.

Una renuncia por estos motivos, no debe ser una sorpresa para tu empleador, ya que es algo que debiste haber externado previamente. (Revisa la NOM-035, también tienes tú obligaciones).

No tomes una decisión visceral ya que una vez que renuncias no hay marcha atrás.

Te dejo dos ejemplos de candidatos que se arrepintieron.

AnyConv.com Arrepentimiento

“Nunca se lo mencioné a mi jefe”

Un candidato decidió renunciar a su puesto ya que consideraba que no lo valoraban y no se sentía a gusto con el reconocimiento de su trabajo. Esperaba que su jefe lo reconociera más y que inclusive le diera una promoción. El se sentía listo para la misma. La organización tenía buen ambiente laboral y tenía una buena relación con su jefe, sin embargo nunca tocó este tema con él antes de su renuncia.

Se fue a un reto que implicaba más responsabilidad y en compensación representaba un +20% de lo que estaba ganando. A los tres meses, de haber tomado el reto estaba muy arrepentido del cambio porque no tenía buena relación con su jefe y la función no le gustaba.

Conclusión: El candidato me comentaba que si regresara el tiempo no se hubiera precipitado y no hubiera renunciado sin antes platicar de esta situación con su jefe.

“Quiero ganar más”

Otro candidato buscaba ganar más por lo que decidió renunciar a su reto para dedicarse a buscar un empleo que le ofreciera mayor ingreso. En el momento de renunciar, no se aseguró que el mercado para la función que desempeñaba no estaba mejor pagado, por lo que tardó más de 6 meses en volverse a colocar ganando 15% menos de lo que ganaba en la posición anterior.

Conclusión: El candidato se precipitó al renunciar sin conocer el valor de su posición en el mercado o plantearse una estrategia que le ayudara a crecer profesionalmente sin un riesgo tan alto.

Lo más importante es que TU tengas claridad en los motivos que tienes para tomar la decisión de irte, y que puedas transmitir CLARAMENTE dichos motivos al momento. De lo contrario, puedes comunicar ideas equivocadas y dejar una mala impresión, por ejemplo: “Ni sabe lo que quiere.”

Ya que tengas claro y estructurado el POR QUÉ, pasaremos al CÓMO hacer la renuncia. En un siguiente artículo te hablaré sobre el correcto proceso de ejecución de tu renuncia.




Pily Martínez | Managment Director and Partner

Suscríbete a nuestro newsletter

Una vez cada 15 días recibe de nosotros noticias e insights sobre cómo desarrollar tu carrera invirtiendo tu tiempo y tu dinero de forma óptima

(Nuestro correo es cero SPAM) puedes darte de baja cuando quieras

Suscríbete a nuestra newsletter

Obtén los insights más recientes y novedosos para moldear tu carrera una vez cada quince días en tu bandeja de entrada. (Cero SPAM)

Publicaciones Similares